Estudiar un año en el extranjero supone cursar un año escolar en un país de destino elegido. Una vez allí, estudiarás las asignaturas correspondientes a ese curso y, además, tendrás la posibilidad de convalidar el curso completo una vez regreses a España.

Además, estudiar un año académico en el extranjero significa…

Estudiar en un país del extranjero

Tendrás la oportunidad de pasar un año, semestre o trimestre en el país de destino que elijas, el cuál tendrás también la oportunidad de conocer y visitar a lo largo de tu estancia. Para esta elección serás asesorado por personal cualificado y se tendrá en cuenta tu perfil y preferencias. 

Además, podrás elegir entre numerosos destinos como Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Irlanda, Suiza, Francia o Alemania.

Estudiar en un colegio público o privado del extranjero

Si eliges estudiar en un colegio público supondrá para ti una inmersión total en la cultura del país , ya  serás involucrado en la vida social del centro. Además, suponen la opción más asequible para estudiar un año escolar en el extranjero.

Si por el contrario, eliges estudiar en un colegio privado te ofrecerán una atención más personalizada  y, además, una mayor supervisión y atención por parte del personal y el profesorado. Por otro lado, estos colegios poseen una oferta muy variada para todo tipo de perfiles escolares, ya que cuentan con una amplia propuesta de asignaturas, actividades, deportes y talleres, entre otras cosas, que se adaptarán a tus preferencias. 

Alojarte con una familia nativa o en una Residencia de estudiantes

Si  prefieres alojarte en una residencia, tendrás la posibilidad de convivir día a día con alumnos internacionales o nativos del destino elegido, con los que podrás entablar lazos de amistad, además de practicar el idioma. 

En el caso de que te alojes con una familia nativa, convivirás con ellos y podrás conocer su estilo de vida, así como sus costumbres y cultura. Esta es una de las mejores vías para una inmersión completa en el idioma, que te permitirá desarrollar aspectos personales como la responsabilidad, la autonomía y la madurez.  En esta opción, existe la posibilidad de que puedas compartir tu estancia con un alumno de tu misma edad, que sea hijo de la familia que te acoja. Gracias a esto podrás entablar amistades más fácilmente y conocer a otras personas de tu edad con las que podrás llevar a cabo planes y actividades de ocio.

Aprender un idioma nuevo 

Durante tu estancia tendrás la oportunidad de conseguir un dominio definitivo del idioma. Esto será posible gracias a la convivencia con personas nativas. Esta es la mejor forma de aprender un idioma porque está basado en la práctica diaria del mismo. Además del idioma, podrás completar tu inmersión a nivel educativo, profesional y personal. 

Conocer gente y hacer amigos

Estudiar en el extranjero te permitirá conocer a un gran número de personas, salir de tu zona de confort y enfrentarte a situaciones nuevas que te harán madurar a todos los niveles. Asimismo, conseguirás una lista de contactos personales que podrán servirte de cara al futuro. Además, hacer nuevos amigos nunca está demás.  

Conocer otra cultura 

Durante tu viaje, tendrás la oportunidad de conocer una nueva cultura, con unas nuevas costumbres. Esto significa incorporar a tu modo de vida nuevos puntos de vista. Además, podrás intercambiar tu propia cultura y costumbres con las personas nuevas a las que conozcas. Serás un embajador de tu país y, a tu vuelta, un embajador del destino en el que has estado. Esto te servirá para mejorar tu capacidad de adaptación, además de regresar con una mentalidad más abierta, por lo que resultará una experiencia muy enriquecedora para ti.

Convalidar el curso a la vuelta 

Estudiar un año académico en el extranjero significa que, durante tu etapa académica en el destino elegido, tendrás la oportunidad de conocer nuevos métodos de estudio, asignaturas y profesores. Esto se traduce en adquirir mayores destrezas en materia de aprendizaje y ponerte a prueba en el terreno educativo. Tan sólo debes aprobar las asignaturas seleccionadas y tener una actitud positiva para que, al regresar a España, puedas convalidar el curso completo. 

Optar a una beca en Estados Unidos

En el caso de Estados Unidos, tienes la opción de postular al programa “Exchange Visitor Program” en régimen de visado J1, que consiste en una beca de inmersión cultural que ofrece el gobierno norteamericano a alumnos extranjeros de 15 a 18 años. Viajando con este visado, vivirás una gran experiencia de enriquecimiento cultural y, además, conseguirás otro de los objetivos principales, tener un dominio definitivo del idioma del país.