Programas de año escolar en Estados Unidos

Uno de los aspectos positivos del sistema educativo en Estados Unidos es que a pesar de que la normativa de educación no es común en todo el país, el contenido básico que se imparte es coherente y constante. Las clases no suelen estar muy saturadas de alumnos lo que permite una mayor interacción entre estudiantes y profesores.

A los alumnos se les hace participar en clase, se crean debates y los profesores preguntan para hacerles partícipes de sus enseñanzas, lo que afecta de manera positiva al aprendizaje y autoestima.

Tanto las universidades como los colegios americanos cuentan con unas magníficas instalaciones y los medios técnicos de aprendizaje más avanzados.

Los colegios en Estados Unidos se dividen como regla general en dos tipos de centro: colegios públicos y colegios privados. En general la mayoría de los colegios son mixtos aunque hay muchos segregados de chicos o de chicas únicamente.

High School Público

Los colegios públicos americanos suelen ser centros con un buen mantenimiento y muy buenas condiciones de conservación. Este tipo de centros ofrecen educación gratuita para alumnos que viven en el área, es decir, no existe la opción de elegir colegio, cada domicilio esta adscrito a un distrito escolar y tampoco hay coste de matrícula. Su principal financiación proviene de su comunidad y fuentes locales.

Aunque sean colegios que estén abiertos a estudiantes de todos los cursos los alumnos se pueden agrupar en secciones basadas en los logros conseguidos y en los objetivos que tengan para el momento de después de la graduación ya sea la realización de un grado medio, universitario o el alistamiento en el ejercito.

Es necesario la obtención del visado J-1.

> estudiar en un colegio público en Estados Unidos.

Si quieres obtener más información sobre los visados, visita >> Tipos de visado para estudiar en Estados Unidos.

 

 

High School Privado 

Existen cerca de 28.000 centros privados en todo el país, con un total aproximado de siete millones de estudiantes. Están financiados mediante tasas que pagan los estudiantes y los precios dependen de cada colegio. Por ejemplo, los colegios religiosos tienen precios más asequibles. Dentro de estos colegios se engloban denominaciones religiosas, colegios independientes sin animo de lucro y los colegios privados con ánimo de lucro.

Los colegios privados tienen ventajas importantes sobre a los públicos, en cuanto a calidad de enseñanza, tamaño de las clases, capacidad de aplicar normas de conducta y una atención mucho más individualizada a cada uno de los estudiantes. Además, se puede elegir zona y colegio.

También cabe destacar que las instalaciones deportivas de estos colegios son excelentes, con diferencias notables con los públicos.

Se requiere visado F-1 y el pago de la matrícula en el colegio, así como una aportación a la familia anfitriona americana.

>> Más información sobre cursar año en colegio privado