Cuando pensamos en un año académico en el extranjero es inevitable dudar entre Estados Unidos y Canadá como destino. Cada país tiene unas ventajas diferentes, que hacen difícil valorar cuál es la mejor opción para nuestros hijos. Si tienes dudas, te interesa saber algo más de información sobre los dos países norteamericanos. Su estructura, financiación y calidad de educación.

La estructura educativa

En Estados Unidos se considera que no hay un sistema de educación centralizado, cada estado es independiente de los demás a la hora de tomar decisiones relacionadas con la educación. De este modo, los alumnos también tienen una gran variedad de asignaturas y son ellos quienes pueden decidir gran parte de las asignaturas que quieren cursar, lo que genera que el alumno se vaya formando con los años en aquello que más se ajuste a sus gustos.

En Estados Unidos, la educación es obligatoria hasta los 16 años. Y en su modelo de educación prima lo práctico sobre lo teórico, es una de las características principales que distinguen la educación de EE.UU. de la mayoría de países europeos.

También se le da mucha importancia a los deportes. En Estados Unidos gran parte de sus estudiantes consiguen becas deportivas que les permite realizar sus estudios. Se intenta fomentar la explotación del potencial intelectual y físico de todos los alumnos.

La multiculturalidad de la que goza Estados Unidos te hará convivir con multitud de personas diferentes, que te aportarán una perspectiva alternativa de todo, lo que te hará crecer como persona y madurar.

Para poder estudiar allí es necesario tener un nivel mínimo de inglés (como el TOELF o ELTIS) y sacar una visa J-1 o F-1, dependiendo del nivel de estudios que vaya a cursar el alumno.

 

De Canadá se dice que cuenta con una de las mejores enseñanzas públicas del mundo, y sus familias son una de las más acogedoras. Por ello te sentirás como un miembro más de la familia con la que te alojes. Cuentan con una excelente calidad de vida, sus paisajes te enamoran. Cuenta con más de 40 reservas naturales en las que puedes pasear y respirar naturaleza en estado puro.

En Canadá la etapa preescolar no es obligatoria, por lo que la enseñanza obligatoria transcurre entre los 6 y 16 o 18 años (dependiendo de la provincia). Y es que Canadá se divide en 10 provincias que imparten su enseñanza de manera descentralizada.

En comparación con Estados Unidos, Canadá es una nación mucho más segura, por lo que nos aporta un plus de tranquilidad.

Por otro lado, algo muy curioso de Canadá es que, no distingue a los estudiantes por su edad, por lo que, personas con mayor edad que dejaron, por ejemplo, sus estudios de enseñanza secundaria abandonados, pueden retomarlos sin ningún tipo de problema.

¿La enseñanza pública o privada?

En cuanto a la procedencia de la financiación, en Estados Unidos entorno al 80% del capital viene dado por el Estado y el 20% restante son fuentes de financiación privada.

En Estados Unidos, ir a una escuela privada implica entrar en un proceso selectivo, donde las exigencias para entrar son mayores que en una escuela pública, donde están dispuestos a admitir a una mayor variedad de estudiantes (en cuanto a su cultura, religión, origen, etc). Por ejemplo, la mayoría de escuelas privadas imparten enseñanzas basadas en la fe católica.

En cambio en Canadá existe gran variedad de escuelas tanto públicas como privadas y principalmente la diferencia entre estas es que las escuelas públicas son financiadas por el gobierno y no tienen ningún tipo de enseñanza religiosa y disponen de un nivel educativo muy alto. Son las más elegidas por los alumnos canadienses (en torno al 95% del alumnado) y en comparación pocos alumnos extranjeros van a ellas.

En Canadá una de las prioridades es la educación, por ello buscan la disciplina y la excelencia académica, lo que ha convertido a la educación canadiense en una de las mejores del mundo.

Las escuelas públicas están totalmente financiadas por el gobierno.

Las escuelas privadas no están financiadas por el gobierno, por lo que los precios de las matrículas los marca cada centro. Las privadas están enfocadas en la búsqueda de la excelencia a través de sus enseñanzas (arte, liderazgo, ciencias, etc).

Se dice que los profesores en estas escuelas se involucran en mayor medida, incluso fuera del horario escolar. Y cuentan con la mayor parte de estudiantes extranjeros que residen en la nación.

La calidad de la enseñanza

No se puede decir que la enseñanza pública en Estados Unidos sea mejor que la privada y viceversa. Ámbos tipos de educación destacan por su calidad, pero sí que se puede decir que algunas escuelas privadas gozan de una mayor “reputación” o mayor reconocimiento. 

Quizá esto simplemente se debe a que las escuelas privadas no están limitadas por su presupuesto, por lo que pueden proporcionar una mayor cantidad de instalaciones, materiales, tecnología, variedad de asignaturas, etc. Aunque esto no siempre se traduce en una mejor enseñanza, sino en mayor comodidad. Sin ir más lejos, la cantidad de alumnos por clase se duplican en las escuelas públicas frente a las privadas.

En cambio, en la enseñanza privada una de las cosas que más destacan es que admiten sin problemas a alumnos de distinta procedencia, por lo que su variedad cultural es mayor y por tanto defienden valores en torno a la tolerancia y el respeto a los demás.

En Canadá, cuando un estudiante va a una escuela pública, es habitual que viva con su propia familia, o en el caso de los estudiantes de fuera del propio país se suelen adherir al formato “homestay”, que significa quedarse en casa de una familia local a vivir. Y por el contrario en las escuelas privadas los estudiantes habitualmente viven en residencias de alumnos.

Al igual que en Estados Unidos, Canadá y sus escuelas públicas gozan de buen equipamiento e infraestructuras (en gran medida destinadas a los deportes) en sus escuelas gracias a la inversión del gobierno en educación. En cambio, las escuelas privadas están más limitadas por su propio presupuesto, lo que hace que las instalaciones culturales, deportivas y sociales sean algo más reducidas.

Los costes anuales de una escuela privada pueden llegar a ser un 40% más altos que en las escuelas públicas. Y el nivel de inglés exigido para poder cursar un año en Canadá tanto en escuelas públicas como privadas es intermedio bajo (e incluso puede ser hasta avanzado en algunas escuelas privadas).

En definitiva, tanto estudiar en Canadá como en Estados Unidos son una opción muy buena para aprender inglés. La elección de escuela pública o privada es algo más complejo, ya que ambas opciones tienen sus pequeñas particularidades, por lo que se recomienda elegir lo que más se ajuste a nuestros gustos. Ninguna opción es mejor que la otra. Así que… ¡Elige la que más te llame la atención!