Nuestra Aventura Lingüística en Plymouth

Increíbles 21 días en Plymouth aprendiendo inglés 

Una gran experiencia tanto para los estudiantes como para mí

El curso de inglés en Plymouth fue sin duda una oportunidad única para los chavales se soltaran a la hora de hablar inglés, ya que además de ser en el extranjero, había estudiantes de varios países (franceses, checos, italianos…). A parte con las distintas excursiones que realizamos, pudieron sumergirse en la cultura inglesa, algo muy enriquecedor en mi opinión. Sin duda una experiencia recomendable.

Monitor: Rael L.

Día 1- Viaje de ida
Primer día para todos, me presento en el sitio acordado a las 11:00 y veo como van llegando los estudiantes. Me presento a las familias, conozco a Sara, la enviada por CIDI para darme las últimas instrucciones y nos ponemos en marcha. Los niños estaban nerviosos por lo desconocido pero todo fue sin problemas. Una vez en Plymouth, revisé que todos estuvieran con sus respectivas familias y finalmente me fui yo también con la mía, donde conocí a Marilyn, una señora encantadora.

Día 2- Primer día de clases
Lo primero que noté fue la sensación del cambio horario y que mi cuerpo no estaba del todo acostumbrado. A las 8:30 ya estaba en el colegio esperando a mis alumnos. Cuando llegaron les pregunté individualmente a cada uno como habían pasado el primer día.

Hoy también fue mi primera leader meeting, en la que de manera diaria nos reunimos el staff del colegio con todos los monitores de todos los grupos de estudiantes para discutir los diferentes aspectos que ocuparán el día y dar un feedback.

Fue un día sin incidentes. Después de las clases nos fuimos a dar un tour informativo con la profesora Liz en el que nos explicó diferentes anécdotas y curiosidades históricas de la ciudad. Después cada uno regresó a su casa con su familia.

Día 3- Excursión a Baygon y Torquay
Primera salida fuera de Plymouth. Les insistí en que debían llevar la camiseta de CIDI para el viaje y las fotos. Todos los demás monitores que me acompañaban me felicitaron posteriormente por el acierto de que todos los alumnos llevaran la misma indumentaria.

Del viaje resaltar la excursión y tour guiado a Baygon en el que pudimos viajar durante una hora a la época victoriana y empaparnos de las costumbres y tradiciones que en aquel tiempo tenían. Después cogimos de nuevo el bus para ir a Torquay en la que se nos dejó tiempo libre. Algunos alumnos disfrutaron de un paseo relajado, otros comieron, y otros decidieron ser valientes y subir a la noria que no dejaba indiferente a nadie.
Ningún incidente a la hora de quedar de nuevo en el punto acordado, es más, los demás monitores me felicitaron por el ser el primer grupo en llegar puntual.

Día 4- Family Day
Algunos estudiantes no iban a realizar actividades con su familia de acogida, por lo que decidimos quedar para hacer algún plan por la ciudad. La mayoría nos encontramos en el centro de la ciudad, Royal Parade a eso de las 16:00 horas. El ayuntamiento de Plymouth ha puesto para el deleite de la ciudad una pantalla gigante para seguir el acontecimiento deportivo de estas fechas: Wimbledon.

Yo por mi parte me dediqué a indagar si los estudiantes conseguían adaptarse a las nuevas costumbres y a la familia de acogida, y ellos contaban sus anécdotas sobre sus familias, comidas, etc.

Día 5- Aquarium
Primer día de clases para todos. Recordé a los chavales el día anterior que debían ser puntuales a las 8:45 en el colegio para pasar lista, ninguno se retrasó. El colegio tenía que pasarles la prueba de nivel y reorganizar las clases.

Hoy nos tocó acuario. La verdad que fue bastante bien. Nos llovió un poco y fue una gran caminata para los estudiantes porque el acceso peatonal estaba cerrado por mantenimiento, pero muy grata para todos porque fuimos entreteniéndonos con el paisaje y las conversaciones entre unos y otros. Después de aquello, me aseguré que cada uno supiera el camino de vuelta a casa cogiendo el bus y de que me informaran de que todos habían llegado.

Día 6- Street Dance
Los niños ya están en las clases y aprovecho un poco para comentar lo que pasó el día de ayer y lo que vamos a hacer hoy. Toca Street Dance, en espacio cerrado, por lo que el cielo nublado no me preocupa.

Al final fue un día pasado por agua. Teníamos un monitor de baile contratado, por lo que la actividad en general bastante bien. Los chavales al principio un poco tímidos porque opinaban “bailar no es guay”, pero luego se les pasó la vergüenza y se integraron bastante bien.

Hubo también una “batalla de baile” entre el profesor y uno de los chicos checos, el cual también practicaba, y fue la guinda a una actividad bastante entretenida.

Día 7- Sport Day Activities
La actividad programada para hoy es el Día de los Deportes. Ya en la reunión de monitores me explicaron a grandes rasgos sobre qué consistía: juegos tradicionales ingleses, carreras de sacos, el huevo y la cuchara, etc. Aspectos que se los comenté luego en la comida a los chicos. Sin embargo, cuando llegamos al polideportivo en cuestión, el monitor del colegio nos explicó que lo que íbamos a hacer era o fútbol o quedarse dentro realizando una especie de competición.

Por parte de todos los alumnos chicos prácticamente todos se decantaron por la opción fútbol. A la hora de organizarse y formar equipos tuve que ayudar a la monitora del colegio. Elegí cuatro capitanes, los cuales debían elegir a su equipo uno a uno.

La verdad que fue un día sin incidentes, los chicos se lo pasaron genial, habían varios que estaban federados en este deporte por lo que lo disfrutaron.

De regreso cogimos el bus que nos dejó en Royal Parade para que de ahí cada uno cogiese a sus casas.

Día 8- Junk Box Challenge y Fiesta
Por su parte hoy iban a tener una fiesta internacional entre los grupos de todos los países en un espacio reservado. La logística sería la siguiente: después de la actividad de hoy, los chicos irían a sus casas a cambiarse, cenar si quisieran y los propios padres serían los que traerían a los alumnos al hotel donde haríamos la fiesta, al igual que de regreso.
Por parte de los chavales se les notaba que estaban muy entusiasmados.
En definitiva se lo pasaron genial. Ni ellos se creyeron que se lo pasaran tan bien. En cuanto a la actividad, hoy realizamos el Junkbox Challenge. Consistía en dividirse en varios grupos, y cada uno debía realizar un circuito para una canica utilizando material reciclado, para fomentar el trabajo en equipo y la creatividad.

Día 9- Boat Trip
La actividad de hoy fue un paseo en barco en el que recorrimos toda la bahía de Plymouth, viendo todas las cosas que tiene. Lo que más impresionó a los chavales fue por supuesto la base naval, ver destructores y acorazados de guerra.

Día 10- Excursión a Exeter y Buckfast Abbey
En mi opinión fue la excursión del viaje. Después nos fuimos a la ciudad de Exeter, en la que me habían hablado de la fantástica catedral que allí había. Una vez llegados ahí en una zona comercial, los monitores del colegio nos dejaron tiempo libre para conocer la ciudad. Los chavales, encantados porque también hacer sus compras, pero para mí hubiese sido más enriquecedor hacer un tour enseñando las diferentes partes de la ciudad.

Día 11- Host Families Day
Hoy día libre con las familias y organicé una quedada con los chicos por la mañana para desayunar el famoso English Breakfast. Tras probarlo todos dijeron que repetirían.

Después nos fuimos a Royal Parade, en la zona de la pantalla gigante y ahí aprovechamos para jugar a las raquetas que tenían, incluso hasta se nos pasó la hora del lunch. Luego decidimos probar el minigolf de la ciudad. Bastante chulo, ambientado en una atmósfera pirata. Todos se involucraron y la verdad que pasamos un gran día.

Día 12- Saltram House
Hoy nos fuimos a Saltram House, una granja en la que tuvieron la suerte de “casarse” con una mujer rica y reformar la hacienda en una gran mansión. El recorrido por las diferentes habitaciones impresionó a los alumnos, pero siempre prefirieron los jardines para poder jugar al aire libre. Algunos alumnos tuvieron un especial interés en saber cosas de la casa.

En los inmensos jardines de la casa, había a disposición del público el juego cricket, en el cual tienes que pasar las bolas de colores por unos aros colocados en el suelo, golpéandolos con un mazo. Estuvo muy bien, aunque luego cada uno aplicó sus propias reglas.

También algunos estudiantes aprovecharon para comprar algo en la tienda de souvenirs. Yo me traje una pelota que me prestaron en el colegio, por lo que pasamos el resto de la velada jugando al balón, cuidando que todos estuvieran integrados y que todos jugasen.

Día 13- Bowling
Hoy fue un día muy entretenido, tocaba bolera. Nos fuimos a una zona recreativa bastante parecido al Diversia (zona Alcobendas), en la que tenían restaurantes, cines, y por supuesto una zona de bolera impresionante.

El camino hasta ahí fue andando, habría sido genial si no hubiese sido por el detalle que nos llovió. Todos los muchachos estaban entusiasmados.

En cuanto a la partida de bolos, después de que acabara, se quedaron tan contentos que decidimos quedarnos aparte bajo mi responsabilidad y la autorización por parte del colegio en la zona de videojuegos, billar y bolera. Finalmente, les llevé a la zona de buses para que pudiera cada uno tomar sus respectivos buses.

Día 14- Clay Art
Tuvieron clase normal. En el pequeño break que tienen todos los alumnos, me gusta pasarme y preguntarles e interesarme por ellos y me cuentan anécdotas en tono divertido. En cuanto a la actividad de hoy tuvimos una tarde de manualidades, en la que nos fuimos hasta el barrio del Barbican. Tuvimos que personalizar nuestra propia taza o plato pintando lo que nosotros quisiéramos. Los estudiantes estuvieron bastante implicados.

Día 15- Workshop y Fiesta
Día sin incidentes. La verdad no hay mucho que comentar. Todos llegaron a la hora. La actividad programada era la de customizar tu propia camiseta, gorra o bolsa de tela. Casi todos eligieron la camiseta.

En cuanto a la tarea en cuestión, a los chicos más mayores les costó motivarse, pero luego se acabaron metiendo. Sin embargo, hay que mencionar que las chicas y chicos entre 12 y 14 años sí se vieron más involucrados en la tarea. Yo por mi parte intenté motivarles, aportándoles ideas técnicas de como pintar o animándoles a que dejaran la vergüenza.

Al final dejamos las camisetas secando para el día siguiente y nos fuimos a casa a cambiarnos para la velada de fiesta internacional. En esta ocasión nos acompañaban estudiantes italianos.

Día 16- Cinema
El tiempo no ha jugado a nuestro favor, ya desde la mañana nos ha llovido torrencialmente por lo que la mayoría de los estudiantes han llegado muy justos. Luego nos tocó decidir entre Cars 3 y Dunkirk, pero debido a la dificultad del argumento de esta última decidimos ir a ver Cars 3.

Día 17- Excursión a Morwellham Quay
Como cada sábado quedamos a las 9:15 en Pavilion’s para irnos de excursión. Hoy tocaba la ciudad que estaba ambientada en la época victoriana, en la que la gente va vestida de época y te da la impresión de estar por unas horas viviendo en otro período histórico.

El viaje duró unos 45 minutos y al llegar nos recibió una señora que parecía una granjera. La actividad prometía. En realidad era una especie de finca enorme en la que realmente trabajaron durante mucho tiempo los campesinos del lugar.

Teníamos concertadas cuatro actividades. La primera era la del colegio en aquella época; nos pusieron en fila india, entramos en clase y nos dieron unas pizarras para que escribiéramos nuestro nombre con algo parecido a un carboncillo. Los muchachos estaban inmersos en la actividad. Después de explicarnos la vida en el colegio salimos al “recreo” y pudimos reproducir de primera mano todos los juegos de los que disfrutaban los niños de la época.
La segunda actividad fue la de hacer una cuerda trenzada; en este caso, inventaron dos ruedas, en las que iba enganchada de la cuerda y al girarla se retorcía las cuerdas consiguiendo así al final la cuerda trenzada.


Fue una lástima que luego nos empezó a llover torrencialmente, por lo que nos quedamos en la cafetería hasta que pudo amainar un poco.
La siguiente actividad fue la de los ropajes de época. Se lo pasaron genial probándose los diferentes tipos de ropa de aquella época y tomando fotos.

Como última actividad nos esperaba un minero con casco incluido. Nos montamos en una especie de tren que nos llevó a una mina. Ahí nos explicó lo que dura que era la vida del minero y lo duro que era excavar los diferentes tipos de minerales de aquella mina en concreto. En general fue un gran día.

Día 18- Host Families Day
Algunos chavales tienen el domingo con la familia libre, por lo que pensé en llevarlos a la playa cerca de la zona llamada “Península”, en la que tendríamos que haber cogido un bus para llegar hasta una zona rocosa y de acantilados, e ir dando un lindo paseo hasta llegar a la zona de playas. Ahí pasar el día y volver con el último bus.
Pero como también es habitual en Reino Unido, dependemos mucho del clima y las previsiones daban lluvia para el domingo, por lo que cancelamos el plan.

Algunos de los chicos decidieron ir de compras por el centro comercial y quedamos para pasar el tiempo juntos. Fuimos a comer y luego a jugar fútbol en un parque.

Estuvo muy bien el día en general, puesto que todos se unieron a jugar fútbol. Finalmente llegó la hora de volver a casa y cada uno cogió su respectivo bus.

Día 19- Scavenger Hunt
La actividad consistía en una búsqueda del tesoro siguiendo un mapa resolviendo pistas, pero el tiempo no acompañaba mucho.

En segundo lugar, se planteó la actividad como una competición entre tres grupos que salían uno detrás del otro con las pistas siempre en el mismo orden. Luego pudimos comentar los pros y los contras entre los responsables.

Día 20- Free Afternoon
Día libre para nosotros. Previamente pasé la valoración CIDI a los chicos. Sin incidencias. Después de comer nos fuimos al Barbican, barrio turístico en el que se pueden encontrar multitud de souvenirs. Comentar aquí que todos los alumnos hicieron por estar siempre juntos.

Hicimos nuestras compras y al final de todo decidimos cenar todos juntos en nuestra última noche ahí en Plymouth, por supuesto fuimos a su lugar favorito.

Les recordé todas las consignas previas al viaje, además de recordarles la importancia de las camisetas CIDI y que llevasen consigo las mochilas con las provisiones previstas.

Día 21-Viaje de regreso
Fue un día bastante cansado. Nos levantamos todos a las 6:00 para esperar el taxi que nos recogía a las 6:45. Después de recogernos y traernos a la escuela, esperamos a que llegase el bus que nos llevaría a Londres.
Ya en el aeropuerto facturamos y nos metimos dentro del control de seguridad sin incidencias.

Después del vuelo y recoger las maletas fue el momento emotivo de la despedida y de la recogida de chavales por parte de los padres. Todo salió a pedir de boca y sin ningún tipo de incidentes. No hubo mayor queja de los estudiantes más allá de la comida y su “especial” amor por la gastronomía británica.

Valoración final

Las familias fueron muy agradables y no hubo ningún tipo de incidencia. Se encargaban de preparar el lunch day. Los domingos daban libertad a los chavales. Por otro lado los profesores eran muy educados, amables y siempre con una sonrisa en el rostro. Según el testimonio de los chicos eran muy divertidos. Siempre estaban dispuestos a conversar y a ayudar en lo que hiciera falta.

Sobre el personal del colegio he de decir que el staff fue de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Siempre dispuestos a escuchar cualquier tipo de consideración o preocupación que tuvieras se tenía en cuenta.
Cualquier problema que surgiese ellos lo resolvieron con muchísima rapidez. Las instalaciones del Colegio las considero adecuadas para el programa que nosotros veníamos haciendo. Tenían a disposición de los chicos alquiler de raquetas de tenis y pelotas de fútbol, además de la cancha de tenis con redes. En general estaban bien cuidadas, limpias y en buen estado. Los alumnos reportaban que las actividades de día estaban bastante entretenidas, quizás en las actividades sobre manualidades les costaba un poco más motivarse; aunque acaban enganchándose. En cuanto a las excursiones, los alumnos se lo pasaron bastante bien en todas las realizadas, pero quizá combinar la visita cultural con algún tipo de actividad más dinámica podría enganchar más a los chicos. Por otro lado, las visitas programadas fueron bastante culturales.

Valoración personal

En primer lugar, aprovechar la oportunidad para mencionar que ha sido una experiencia increíble y muy enriquecedora en todos los sentidos. CIDI me dio la oportunidad de conocerme un poco mejor, de valorar aspectos que quizá antes no tenía tan en cuenta pero que están siempre ahí; como la superación diaria, la consecución de metas y la propia satisfacción personal del trabajo bien hecho.

Me acostaba siempre comprobando que todos los niños habían llegado a su destino, que estaban a gusto y que habían cenado bien.

A nivel de trabajo, decir que los niños ayudaron bastante a hacer el trabajo. Fue muy llevadero, e incluso ellos mismos agradecen el interés que yo les mostraba por sus temas cotidianos. Conseguí entablar una relación en la que ellos depositaron su confianza y me siento satisfecho al saber que ellos me contaban sus pormenores.

Sin duda ha sido una gran experiencia en la que aparte de mejorar y reforzar el idioma, que ya de por sí supone un esfuerzo, me quedo con el compañerismo y la “piña” que todos los chavales mostraron durante todo el viaje. Por ejemplo, el caso de uno de los chicos que era el más tímido al principio, fue el propio grupo el que le integró y le aceptó. Me alegré mucho de que eso sucediese y que no se formasen pequeños grupos. De igual manera, a la hora de hacer las diferentes actividades los niños también se ayudaban entre sí y no tenían pudor al preguntar cualquier cosa.

En definitiva, tanto a nivel profesional como a nivel personal fue una experiencia muy grata. ¡Seguro que repito!